carta-de-agradecimiento

Beatriz Ávalos

Doña Aurora Saavedra Sánchez y sus tres hijos, Vania (12), Diego (17) y Michel (20), se quedaron solamente con la ropa que tenían puesta, porque debido a un cortocircuito su vivienda, ubicada en el barrio El Retoño, fue consumida por las llamas. En cuestión de segundos, los pocos bienes que poseían quedaron hechos cenizas.
El siniestro ocurrió el 9 de enero de este año y los medios de prensa publicaron el drama de esta familia. Al conocer esta tragedia, Óscar Centellas, representante en Bolivia de la Fundación Española de Estudios Sociales y Sanitarios (Feess) se puso en contacto con doña Aurora y gracias a la colaboración de instituciones y personas de buena voluntad se logró reconstruir la vivienda.
La antigua casita hecha de tablones, venesta y calamina quedó en el recuerdo. Ahora la familia de doña Aurora cuenta con un ambiente hecho de ladrillo, tejas y cemento.
Sin embargo, esta familia no es la única que está siendo asistida por la Feess. Anteriormente, esta fundación, que nació por iniciativa de Gonzalo Ruiz Sánchez, actual presidente y benefactor, ha tendido la mano a varias personas de escasos recursos económicos que perdieron lo poco que tenían por causa del incendio de sus casas.
Para la reconstrucción de inmuebles, la fundación española realiza campañas con el fin de recaudar calaminas, tejas, cementos y todo lo necesario para levantar las obras.
Gracias a esto también se ha podido prestar ayuda a la familia de doña Rosa Montero, otra víctima de incendio. Actualmente, la Feess está abocada a la reconstrucción de una casa de madera de propiedad de una familia que vive en el barrio Ambrosio Villarroel. Las personas e instituciones que deseen colaborar pueden llamar al 708-82740 (Óscar Centellas)